Todas blogs

¿Qué son los quiebres de stock? Aprende 5 maneras de prevenirlos

SimpliRoute
SimpliRoute Admin
Tips
Jul 21, 2021
4
min

Un quiebre de stock es un problema muy común que ocurre cuando una empresa se queda sin inventario. En palabras simples, significa que un artículo está agotado y el pedido de un cliente no se puede cumplir.

Seguro más de una vez te has quedado con las ganas de recibir algo, pero nunca llega porque simplemente no quedan más unidades en el punto de venta de la tienda.

¿Qué pasa cuando hay un quiebre de stock?

Cuando no hay disponibilidad de un producto determinado en el inventario, significa que una compra no se podrá llevar a cabo o que aún habiendo hecho la compra, el cliente no recibirá su pedido.

Esto tendrá como consecuencia que ese cliente prefiera comprar el producto en otra tienda y no volver a la tuya, por lo que habrá un impacto en tu número de ventas e índices económicos. Si los quiebres de stock se repiten demasiado, la consecuencia que describimos anteriormente puede escalar al nivel de que tu marca quede con una muy mala reputación.

¿Cómo evitar un quiebre de stock?

Los quiebres de stock son un problema de gestión de inventario que se puede solucionar. Como pasa con todos los procesos, se necesita una inversión importante de tiempo y recursos si realmente quieres que funcione. Para ayudarte con eso, acá te dejamos 5 formas para prevenirlos:

1. Establece un nivel estándar de stock

Esto significa que fijes la cantidad mínima de stock que deben estar disponibles en tu inventario en todo momento.

Partiendo desde esta base, puedes reabastecer tu inventario una vez que la cantidad de productos disponibles esté por debajo del estándar que estableciste. Además, evitarás la sobreventa de stock y, a la vez, minimizar la cantidad de clientes afectados por no tener disponibles los productos que quieren comprar. Para tener aún más eficacia, tus alertas de stock deberían basarse principalmente en la frecuencia de los pedidos de tus clientes, especialmente para los artículos que tengan alta demanda.

2. Pronostica la demanda

Pronosticar la demanda es tan esencial como contar con stock de seguridad (inventario extra para enfrentar cualquier imprevisto) en tu inventario, ya que así puedes anticipar cuánto inventario pedir y cuándo. Incluso puedes aprovechar las herramientas de análisis para determinar la cantidad de stock, y planificar tu ciclo de reabastecimiento para evitar que te quedes sin inventario.

Con la previsión de la demanda, puedes determinar el punto de reorden analizando tu historial de ventas, las cantidades de pedidos actuales y las cantidades disponibles.

Por ejemplo: supongamos que tienes un e-commerce que se dedica a la venta de ropa. Imagina que pronosticaste la demanda analizando el historial de ventas de la temporada navideña del año pasado, que esta vez espera un 15% más de ventas. En este caso, tendrías que planificar el inventario de la ropa considerando ese posible aumento de demanda y así estarías minimizando el riesgo de tener un quiebre de stock.

La gestión del inventario es clave para prevenir quiebres de stock

3. Hazte cargo de los desafíos logísticos

Aunque los retailers sólo tienen cierto control sobre cómo y cuándo se envían sus productos, hay una serie de buenas prácticas que las empresas minoristas pueden seguir para minimizar el riesgo de quiebres de stock debido a problemas logísticos.

Si eres un retailer y te preocupan los problemas de envíos que terminan causando los quiebres de stock, considera trabajar con un operador logístico que ofrezca notificaciones de envío avanzadas (ASN). Así, cada vez que un vehículo de reparto salga de un almacén o centro de distribución, recibirás una notificación y una hora estimada de llegada (ETA).

Algunos operadores logísticos ofrecen notificaciones avanzadas para cada punto de la cadena de suministro, no sólo para la salida inicial de un envío y la ETA final. Esto puede ser muy útil para entregas muy urgentes, como las que involucran alimentos perecibles.

Con SimpliRoute, puedes acceder a esta y otras funcionalidades que te ayudarán en tus desafíos logísticos. Solicita una prueba gratis aquí

4. Mantén una buena relación con tus proveedores

Los proveedores tienen la clave para aumentar los márgenes y el cumplimiento de pedidos. La relación proveedor/vendedor ya no es tan lejana como antes. Hoy, actúan más como socios que como proveedores.

Los costos de envío y la disponibilidad del producto se pueden negociar. Otra forma de recortar costos y reducir el desperdicio es consolidar el número de proveedores, enfocándose en un par para construir relaciones aún más sólidas que equivalen a costos más bajos.

5. Capacita a tus empleados

La falta de capacitación y supervisión de los empleados puede provocar errores durante cada paso del proceso de administración de inventario, independientemente de lo avanzado que sea el sistema.

Los empleados son el recurso más importante para cualquier empresa. Por eso es importante invertir en capacitarlos. Es clave que entiendan cómo funciona el sistema, por dentro y por fuera, y todos los procedimientos involucrados. Deben estar al tanto de los problemas antes de que sucedan. Un empleado proactivo evitará errores y contribuirá a la mejora del proceso.

Estos cinco consejos hacen más que mejorar la gestión del inventario. También empoderan a las personas y al proceso para que sean más proactivos y menos reactivos. Los sistemas reactivos se enfocan en los síntomas y no en las causas. Un sistema proactivo aborda los problemas que conducen a quiebres de stock y evita que sucedan

Si quieres llevar tu operación logística al siguiente nivel, vive la experiencia SimpliRoute. Solicita 7 días de prueba gratis aquí.













Mejora tu logística

Prueba SimpliRoute 7 días gratis

Solicita una demo

Suscríbete a nuestra comunidad

Noticias, blogs y recomendaciones semanales del mundo de la logística

¡Ya eres parte de nuestro Newsletter ;)!
Oops! Something went wrong while submitting the form.