Flecha
Todos los artículos
Industria
Apr 4, 2022
5
min

Distribución de Almacenes: Layout y Ejemplos

Author

Mejora hoy tus entregas 🚀

Prueba SimpliRoute 7 días gratis

La distribución de almacenes es el primer paso en el diseño de un depósito. Si bien puede verse como una actividad sencilla, siempre es necesario que consideres distintos factores que pueden suponer una limitación sobre el espacio disponible.

La función esencial de un almacén es el guardado y control de las existencias de una empresa. A partir del desarrollo del comercio digital esta actividad ha cobrado una relevancia mayor dentro de las estrategias de las compañías. En la actualidad, la planificación y el funcionamiento de los depósitos son aspectos de importancia vital.

En este sentido, la distribución de almacenes es una pieza clave dentro de la cadena de suministros y el objetivo de su diseño es ofrecer un mejor servicio a los clientes para destacar ante la competencia. En este artículo veremos cómo se lleva a cabo esta tarea y encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el layout de los almacenes y sus características.

Qué es la distribución de almacenes

El diseño de la distribución de almacenes resulta necesario en tres situaciones puntuales. La primera posibilidad es diseñar el depósito desde cero. En el segundo caso, el almacén ha quedado obsoleto y necesita de un cambio para ganar en operatividad. Aquí lo mejor que puedes hacer es reorganizarlo para que esté en sintonía con lo que necesita la empresa. Por último, cuando el sitio que se ofrece para guardar y gestionar las mercancías no es suficiente, resulta necesario llevar adelante una ampliación.

En todos estos casos es necesario diseñar, planificar y ejecutar una distribución del espacio que contemple las necesidades de la empresa y las soluciones para satisfacerlas. Para lograrlo es necesario contemplar distintos factores y determinar zonas con funciones específicas dentro del almacén. Lo vemos a continuación.

Cómo se lleva a cabo la distribución de almacenes

Un almacén debe disponer de distintas zonas para cumplir con las distintas tareas que requiere una operación logística. Son las siguientes:

Zona de recepción

Se ubica en el lugar más próximo al área de descarga. Aquí se llevan a cabo tareas de identificación y clasificación de mercancía para ubicarlas dentro del almacén.

Zona de almacenamiento

Es el área encargada del depósito y su diseño es el más complejo de todos porque debe tener en cuenta el sistema de almacenaje empleado.

Zona de picking

Se trata del espacio en el que se preparan los pedidos. Debe ser distinta a la zona de recepción.

Zona de expedición

Debe estar próxima al área de picking, ya que aquí se cargan los productos, ya etiquetados y embalados, en los vehículos de transporte.

Zona de oficinas y control

Es el área en el que se realizarán las tareas administrativas necesarias para el correcto funcionamiento del almacén.

Cuáles son los tipos de almacenes

Existen diversas clases de almacenes que se definen por sus funciones. Como veremos más adelante, cada uno necesita una estrategia de layout diferente.

Almacén de tránsito

El guardado de los productos es breve y provisional. El tráfico de mercancías en estos depósitos es continuo y permanente.

Almacén de producción

Aquí se almacenan subproductos o materias primas que están destinadas a la fabricación de productos más elaborados.

Almacén de distribución

Están cerca de los consumidores y deben contar con el stock necesario para abastecer la demanda de productos.

Almacén de picking

En estos depósitos se ejecutan tareas relacionadas con la preparación de los pedidos, como el packing y el picking.

Qué es el layout de un almacén

El layout pertenece a la segunda parte del diseño de un almacén y consiste en el plan de disposición de los distintos elementos. El objetivo es asegurar el modo más eficiente para el manejo de los productos. Al efectuar el layout es necesario considerar la estrategia de entradas y salidas de bienes, el método de transporte interno, la rotación de los productos, el nivel de inventarios que es necesario mantener y también el embalaje y la preparación de los pedidos.

Por ejemplo, los objetivos de layout de un almacén de tránsito en el que los productos son rápidamente direccionados a otros centros son distintos a los de un depósito de producción que se encarga del stock de materias primas para una fábrica.

Cómo se hace el layout de un almacén

Una de las maneras más sencillas de hacer el layout es con una plantilla que cuente con un plano del almacén en el que sea posible advertir cuáles son las distintas zonas. De esta manera, es posible distribuir los espacios y asignar los procesos logísticos.

Cuál es la diferencia entre un almacén y un centro de distribución

Los centros de distribución se enfocan exclusivamente en el rápido flujo de mercancías y en actividades como el picking. Mientras tanto, los almacenes cumplen con funciones de guardado en las que la distribución del espacio y la manipulación de las cargas resultan de mayor complejidad.

Como puedes ver, la distribución de almacenes es un aspecto fundamental para ganar competitividad, brindar mejores servicios y optimizar el funcionamiento de un proceso logístico.

Si quieres optimizar aún más tu logística, prueba SimpliRoute, el software de optimización más completo para entregas en la última milla y descubre todos los beneficios que puede traerle a tu operación.

Mejora hoy tus entregas 🚀

Prueba SimpliRoute 7 días gratis

Suscríbete a nuestra comunidad

Noticias, blogs y recomendaciones semanales del mundo de la logística

¡Ya eres parte de nuestro Newsletter ;)!
Oops! Something went wrong while submitting the form.